Volvo
Nuestros vehículos

El 2023 fue un ejercicio récord en los 97 años de historia de la empresa

Año 2023

• Los ingresos de 2023 ascendieron a 399.300 millones de coronas suecas (330.100 millones en 2022).

• El beneficio de explotación de 2023 (excluyendo las empresas mixtas y asociadas) fue de 25.600 millones de coronas suecas (17.900 millones en 2022).

• El beneficio de explotación de 2023 ascendió a 19.900 millones de coronas suecas (22.300 millones en 2022).

• El margen de EBIT de 2023 (excluyendo las empresas mixtas y asociadas) fue del 6,4% (5,4% en 2022).

• El margen de EBIT de 2023 fue del 5,0 % (6,8% en 2022).

• El beneficio básico por acción en 2023 fue de 4,38 coronas suecas (5,23 coronas suecas en 2022).

• La cuota de ventas de Vehículos totalmente eléctricos en 2023 fue del 16% (11 % en 2022).

Cuarto trimestre de 2023

• Los ingresos del cuarto trimestre ascendieron a 109.400 millones de coronas suecas (105.200 millones en el cuarto trimestre de 2022).

• El beneficio de explotación del cuarto trimestre (excluyendo las empresas mixtas y asociadas) fue de 6.700 millones de coronas suecas (3.900 millones en 2022).

• El beneficio de explotación del cuarto trimestre fue de 5.400 millones de coronas suecas (3.400 millones en el cuarto trimestre de 2022).

• El margen de EBIT del cuarto trimestre (excluyendo las empresas mixtas y asociadas) fue del 6,1% (3,7% en el cuarto trimestre de 2022).

• El margen de EBIT del cuarto trimestre fue del 4,9 % (3,3% en el cuarto trimestre de 2022).

• El beneficio básico por acción en el cuarto trimestre fue de 1,04 coronas suecas (0,82 en el cuarto trimestre de 2022).

• La cuota de ventas de vehículos totalmente eléctricos en el cuarto trimestre fue del 16% (18% en el cuarto trimestre de 2022).

Próximos acontecimientos tras el periodo

• Polestar va a iniciar una etapa muy emocionante con un plan empresarial reforzado y un buen posicionamiento para el crecimiento de cara al futuro.

• La atención de Volvo Cars se centra en desarrollar y concentrar sus recursos en su ambiciosa andadura propia.

• Volvo Cars está valorando un posible ajuste de su participación accionarial en Polestar que podría traducirse en la incorporación de Geely Sweden Holdings como nuevo accionista de peso.

• Geely seguirá proporcionando pleno apoyo financiero y operativo a Polestar de cara al futuro.

• Como resultado, Volvo Cars ya no aportará más financiación a Polestar. No obstante, Volvo Cars ampliará 18 meses el plazo de amortización del préstamo convertible existente hasta finales de 2028.

• La sólida colaboración operativa entre Volvo Cars y Polestar en materia de I+D, fabricación, servicio posventa y operaciones comerciales se mantendrá en beneficio de ambas empresas.

Volvo Cars registró un año récord en 2023 e hizo ayer públicas las cifras anuales de ventas minoristas, ingresos y beneficios operativos más altas de sus 97 años de historia.

Un nuevo récord histórico de ventas de 708.716 vehículos permitió que los ingresos aumentaran un 21% hasta alcanzar los 399.300 millones de coronas suecas para todo el ejercicio 2023. El beneficio de explotación subyacente de 25.600 millones de coronas suecas (excluyendo las empresas mixtas y asociadas) supone un aumento del 43% en comparación con 2022. El margen de explotación (excluyendo las empresas mixtas y asociadas) se situó en el 6,4%, frente al 5,4% de 2022.

«2023 ha sido un hito clave en nuestro proceso de transformación», señala Jim Rowan, director ejecutivo. «Hemos batido récords a muchos niveles, registrando las cifras de ventas minoristas, ingresos y beneficios más altas de los 97 años de historia de la empresa. También hemos avanzado en nuestro actual proceso de transformación dando varios pasos importantes hacia delante mientras nos movíamos en un entorno externo complejo. De este modo hemos construido una base sólida para 2024 y los próximos años».

 

"2023 ha sido un hito clave en nuestro proceso de transformación», ", señala Jim Rowan, director ejecutivo.

Los resultados de 2023 dan fe de la capacidad de Volvo Cars de mantener un nivel de precios alto a lo largo del ejercicio, y también de la fuerte demanda de sus vehículos y de una cartera de pedidos boyante pese a las turbulencias actuales del mercado.

Estos resultados también demuestran la solidez de la cartera de productos electrificados de la empresa, que incluye tanto vehículos eléctricos como un amplio abanico de modelos semihíbridos y enchufables. Los modelos híbridos constituyeron una mayoría significativa de las ventas globales totales de la empresa en 2023 y seguirán siendo un elemento clave en los próximos años.

La empresa vendió 113.419 vehículos totalmente eléctricos en 2023, un 70 % más que en 2022. Esta cantidad supone un 16 % de su volumen de ventas global total, uno de los más altos entre todos los fabricantes de vehículos premium tradicionales. En comparación con 2022, Volvo Cars incrementó un 34 % su cuota de mercado global en el segmento de los eléctricos.

Su cuota de ventas de automóviles eléctricos sigue basándose únicamente en dos modelos 100 % eléctricos y aún no refleja todo el potencial del SUV compacto EX30, el SUV grande EX90 o el MPV EM90, todos ellos modelos nuevos que llegarán a las carreteras durante 2024.

Durante la segunda mitad de 2023, Volvo Cars también vio cómo los márgenes de beneficio bruto de sus vehículos eléctricos se multiplicaban por cuatro con respecto a finales de 2022 hasta alcanzar el 13 %. Los altos precios del litio afectaron seriamente a sus márgenes en 2022, pero la empresa registró un claro repunte de la rentabilidad subyacente de estos vehículos a partir de la segunda mitad de 2023 a medida que se materializaban la bajada del precio del litio y los efectos del aumento de los precios. La empresa también se benefició de la eficiencia de sus propias inversiones.

Aunque sigue habiendo una brecha entre los márgenes brutos de los vehículos eléctricos (EV) y los de algunos de sus vehículos con motor de combustión (ICE), esta brecha se está cerrando. El EX30 está en condiciones de ofrecer unos márgenes brutos de entre el 15 y el 20 % y acerca a la empresa a ese objetivo. Volvo Cars también espera que los próximos modelos EX90 y EM90 contribuyan a cerrar la brecha entre los márgenes de los EV y los de los ICE.

Con la vista puesta en 2024

2024 está llamado a ser otro gran año para Volvo Cars, que seguirá impulsando su cartera de productos y acelerando su transformación para convertirse en un fabricante de vehículos totalmente eléctricos para 2030.

A finales del cuarto trimestre de 2023 se entregaron a los clientes las primeras unidades del nuevo SUV compacto EX30. Este año, Volvo Cars se centrará en acelerar rápidamente la producción de este vehículo y satisfacer la fuerte demanda de los clientes, que ha superado las expectativas. La empresa también se está esforzando sumamente para añadir la producción del EX30 a su fábrica de Gante (Bélgica).

Durante el primer semestre de 2024, la empresa comenzará la producción de su nuevo SUV insignia: el EX90. Con la introducción de la plataforma totalmente eléctrica de última generación de Volvo Cars en la que está basado, el EX90 supone un importante salto tecnológico.

El EX90 definido por software es uno de los primeros vehículos equipados con tecnología informática central, por lo que representa un importante cambio de paradigma para Volvo Cars. Es un vehículo que combina software, datos, conectividad y seguridad de última generación en un solo producto y reafirma la posición de la empresa como líder del sector en la transición tecnológica en curso.

También se ha iniciado la producción del MPV totalmente eléctrico EM90, presentado por Volvo Cars en China en noviembre. Al igual que el EX90, el EM90 es un vehículo importante para China y demuestra que la empresa se toma muy en serio triunfar en ese mercado y ganar cuota de mercado.

Juntos, estos tres nuevos modelos 100 % eléctricos ampliarán considerablemente la oferta de productos de Volvo Cars en todo el mundo y le permitirán adentrarse de forma rentable en nuevos segmentos demográficos y de mercado en los que no había operado hasta ahora.

Además, Volvo Cars renovará sus vehículos híbridos enchufables, que son un puente importante hacia la electrificación total. Si sumamos sus vehículos eléctricos puros, Volvo Cars tiene una cartera amplia y atractiva para el mercado global actual.

Volvo Cars espera que esto impulse el crecimiento de 2024 en adelante y aumente considerablemente su cuota de vehículos totalmente eléctricos con respecto a 2023. Por otra parte, los nuevos modelos eléctricos contribuirán a seguir cerrando la brecha de margen entre los vehículos eléctricos y los vehículos con motor de combustión interna en 2024. Por lo que respecta a las ventas minoristas totales de 2024, el objetivo de la empresa es superar la tasa de crecimiento interanual de 2023.

«Estoy totalmente convencido de que el gran esfuerzo que hemos realizado durante 2022 y 2023 nos permitirá cumplir nuestros objetivos para los próximos años», señala Jim Rowan. «Nuestra estrategia está bien definida, carece de ambigüedades y es la estrategia idónea para Volvo Cars, nuestros clientes y el medio ambiente. Nuestros resultados, la cartera de pedidos y los principales indicadores de rendimiento no dejan lugar a dudas, y está claro que a nuestros clientes les gusta lo que ven».

Una fase de transformación decisiva

Volvo Cars va a iniciar ahora una etapa decisiva en su proceso de transformación. La empresa no solo seguirá implantando y acelerando la producción de los modelos EX30, EX90 y EM90 en 2024, sino que también va a intensificar considerablemente otras inversiones que la ayudarán a ocupar una posición de liderazgo en el ámbito de la movilidad de última generación.

De ahora a 2025, Volvo Cars realizará las inversiones estructurales y estratégicas necesarias para sentar las bases técnicas de su éxito futuro: electrificación, software, arquitecturas informáticas centrales, conectividad avanzada, recopilación y análisis de datos, tecnología de motores eléctricos y baterías de última generación, tecnología de habitáculo inteligente y un nuevo centro de fabricación avanzada.

Esto supondrá un aumento provisional de los niveles de inversión, pero estas inversiones —cruciales desde el punto de vista estratégico— mejorarán considerablemente la rentabilidad de la próxima generación de vehículos eléctricos puros de Volvo Cars. Sientan las bases para prolongar el crecimiento rentable y elevar los márgenes de los vehículos eléctricos.

La empresa cuenta con un balance general sólido que respalda las inversiones transformadoras, con una posición de liquidez de 75.000 millones de coronas suecas al cierre del ejercicio 2023 y, durante la fase de inversión de 2024-25, espera que la generación de flujo de caja libre sea relativamente neutra.

A partir de 2026, Volvo Cars no solo espera que el nivel de inversiones descienda, sino que esta estrategia comience a dar sus frutos y permita a la empresa beneficiarse de un mayor crecimiento y rentabilidad. Para entonces también espera generar un fuerte flujo de caja libre positivo.

A medida que la empresa acelere su transformación, pondrá aún más énfasis en impulsar un crecimiento rentable a largo plazo y priorizar el valor sobre el volumen. Redoblará la eficiencia interna, garantizará una asignación de capital sólida en todas las unidades de negocio y sacará partido de las inversiones de la fase uno.

Información actualizada sobre Polestar

Polestar va a iniciar una nueva etapa de su andadura con medidas de costes y un plan de negocio reforzados, nuevos miembros en su equipo de dirección ejecutiva y su junta directiva que aportan más experiencia, y el inminente lanzamiento de Polestar 3 y Polestar 4. Esta combinación sitúa a Polestar en una buena posición para seguir creciendo de cara al futuro.

A medida que avanzamos hacia la siguiente fase de nuestra transformación, que incluye el despliegue de inversiones a gran escala en la creación y adopción de nuevas tecnologías y centros de producción preparados para el futuro, centraremos nuestra atención en desarrollar Volvo Cars y concentrar nuestros recursos en nuestra ambiciosa andadura propia.

Por lo tanto, estamos valorando un posible ajuste de la participación accionarial de Volvo Cars en Polestar que incluiría una distribución de acciones entre los accionistas de Volvo Cars. Esto podría traducirse en la incorporación de Geely Sweden Holdings como nuevo accionista de peso.

Geely seguirá proporcionando pleno apoyo financiero y operativo a Polestar de cara al futuro y, como resultado, Volvo Cars ya no aportará más financiación a Polestar. No obstante, ampliaremos 18 meses el plazo de amortización del préstamo convertible existente hasta finales de 2028. Todo esto estará sujeto a las autorizaciones pertinentes. Se facilitará más información a su debido tiempo.

La sólida colaboración operativa entre Volvo Cars y Polestar en materia de I+D, fabricación, servicio posventa y operaciones comerciales se mantendrá en beneficio de ambas empresas.

Aspiraciones más claras

A la luz de estos planes, Volvo Cars ha decidido clarificar las aspiraciones que expuso durante su OPI. La empresa se mantiene firme en su estrategia en torno a la electrificación y el liderazgo tecnológico, una de las más ambiciosas del sector. Sin embargo, al clarificar sus aspiraciones con indicadores más afinados, aumenta la transparencia y permite un mejor seguimiento de sus avances.

La empresa sigue con la firme intención de lograr un margen de EBIT superior al 8 % para 2026, y ahora lo hace sobre la base de unos ingresos previstos de entre 550.000 y 600.000 millones de coronas suecas. Esta aspiración clarificada subraya aún más que Volvo Cars pretende crecer en términos de ingresos y valor y no únicamente en términos de volumen, centrándose aún más en el crecimiento rentable.

Selective Motor utiliza cookies propias y de terceros para recordar tus preferencias y optimizar la experiencia de usuario. Para obtener más información lee nuestra política de cookies.
Al pulsar en “Aceptar” aceptas el uso de las diferentes cokies que utiliza el sitio web. Puedes configurar o denegar el uso de las cookies en la configuración de la política de cookies.