Volvo

Traemos consejos para conducir con lluvia

En las últimas semanas se han vivido en España temporales con tormentas y lluvias muy intensas, como consecuencia las carreteras han acabado mojadas y, en algunas casos, incluso inundadas formándose grandes cantidades de agua sobre las calles y las autopistas. Existen tratamientos antilluvia para que puedas conducir con total seguridad sabiendo que nada os va a pasar ni a ti ni a los tuyos. Te dejamos a continuación diferentes consejos para conducir de manera segura cuando llueva.

Los peligros de la lluvia

A la hora de conducir con lluvia no debemos de olvidarnos que corremos un riesgo extra, por lo que debemos conducir con mayor precaución. No solo debemos de tener cuidado cuando la lluvia está cayendo extremadamente fuerte, si no también cuando aparecen los “síntomas” y comienzan a caer las primeras gotas provocando de esta manera que el asfalto empiece a estar deslizante y peligroso.

La lluvia está considerada uno de los fenómenos climatológicos adversos que más accidentes provoca, en especial accidentes de tráfico. Por lo que, como ya hemos comentado antes, debemos de tener más precaución en la conducción, por ello podemos conducir siguiendo una serie de técnicas que nos pueden servir de ayuda y sobre todo, de precaución frente al volante.

No debemos confiarnos en la carretera porque seamos conductores expertos con muchos años de carnet, el asfalto puede cambiar mucho con la lluvia, por lo que se debe de modificar la manera de conducir. No podemos olvidarnos que lo peligroso no es solo que la carretera esté mojada y deslice, si no que también perdemos visibilidad. Por eso la conducción que llevemos tendrá que tener sentido común, por ello te dejamos a continuación una serie de consejos que puedes seguir a la hora de conducir con lluvia.

Consejos para conducir con lluvia

a) Reducir la velocidad y aumentar la distancia:

Aunque pueda parecer algo muy lógico no podemos olvidarlo, de esta manera evitaremos que la lluvia que los coches levantan caiga en nuestro parabrisas y no nos permitan ver con claridad. Además, de esta manera, ante un frenazo repentino tendremos más espacio para parar el coche, ya que la capacidad de frenado puede cambiar cuando el clima está mal.

b) Evitar movimientos bruscos y violentos:

La conducción en estos casos debe de ser suave, con seguridad y con un ojo siempre en los vehículos que se encuentran detrás. De esta forma los demás conductores recibirán mucho mejor tus movimientos y evitaremos colisiones. Los adelantamientos tiene que hacerse con cuidado y cuando no haya demasiado tráfico.

c) Apostar por la visibilidad:

Con la lluvia el campo de visión mengua, por lo que las luces siempre tienen que estar encendidas para que los demás nos puedan ver con mayor facilidad, en el caso de lluvias intensas tendremos que encender las luces de niebla traseras.

Conducir con lluvia es posible pero siempre tomando todas las precauciones que sean necesarias para no correr ningún riesgo innecesario. Siguiendo todos estos consejos solo nos queda disfrutar del viaje y de las vistas de un paisaje mojado.

Fuente: autonocion.com

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para recordar tus preferencias y optimizar la experiencia de usuario. Para obtener más información lee nuestra política de cookies.
Al pulsar en “Aceptar política de cookies” aceptas el uso de las diferentes cokies que utiliza el sitio web. Puedes configurar o denegar el uso de las cookies en la configuración de la política de cookies.