Volvo

Volvo Cars aprovechará los datos en tiempo real de los vehículos de los clientes para establecer nuevos estándares de seguridad

La siguiente generación de vehículos Volvo será la más segura de la historia de la compañía gracias a unos niveles pioneros de software y hardware, junto con mejoras continuas y más rápidas en las funciones de seguridad con la ayuda de los datos en tiempo real.

En Volvo Cars, la seguridad siempre se ha basado en los datos, puesto que se ha utilizado la información real del tráfico para desarrollar nuevas tecnologías de seguridad y hacer los vehículos aún más seguros. Para la próxima generación de vehículos, Volvo Cars piensa procesar los datos de los vehículos en tiempo real si los clientes lo aceptan y le ayudan a hacer sus vehículos más seguros.

Al permitir que los clientes decidan si quieren intervenir en la mejora de los niveles de seguridad y de la seguridad vial de esta forma, Volvo Cars podrá incorporar las mejoras en sus vehículos mucho más deprisa, incrementando constantemente los niveles de seguridad. Los datos incluirían información continua del entorno del vehículo recibida a través de sensores, como el LiDAR de alta resolución fabricado por la empresa tecnológica Luminar.

Los ingenieros de Volvo Cars podrían validar y comprobar la conducción autónoma más deprisa para facilitar el despliegue seguro de dicha tecnología. Gracias a los datos generados en millones de kilómetros conducidos por decenas de miles de conductores de Volvo en todo el mundo, los ingenieros podrían validar las funciones de conducción autónoma para ubicaciones geográficas específicas mucho más deprisa que con un número limitado de vehículos en la pista de pruebas.

Las actualizaciones de los sistemas existentes y las nuevas funciones pueden desplegarse rápidamente a través de actualizaciones inalámbricas, aumentando la seguridad de los vehículos Volvo paso a paso. El primer vehículo que se beneficiará de este nuevo planteamiento del desarrollo de sistemas de seguridad es el sucesor totalmente eléctrico del XC90, el buque insignia de los SUV.

“Con ayuda de los datos de la vida real podemos acelerar los procesos de desarrollo y pasar de años a días», dice Ödgärd AnderssonCEO de Zenseact, la filial de software de conducción autónoma de Volvo Cars. «Como la recogida de datos en tiempo real genera mucha más información, podemos crear conjuntos de datos mejores y de mayor calidad que nos permitan tomar decisiones más rápidas y acertadas sobre los próximos avances en seguridad. Estamos dando pasos de gigante para incrementar la seguridad dentro y en torno a nuestros vehículos».

Para procesar los datos de tráfico en tiempo real que van a recoger, Volvo Cars y Zenseact están invirtiendo en una fábrica de datos que contendrá más de 200 pebibytes (225 millones de gigabytes) de datos en los próximos años. Al utilizar capacidades de inteligencia artificial, los datos pueden computarse en un tiempo récord. Los clientes podrán elegir si se recoge información sobre ellos y todos los datos recopilados se agregarán protegiendo la privacidad del cliente adecuadamente.

«La seguridad es parte de nuestra herencia y la columna vertebral de la compañía, pero el software es una parte crucial de nuestro ADN actual», afirma Mats Mobergresponsable de I+D de Volvo Cars. «Por lo tanto, aunque seguiremos aprovechando los 50 años de experiencia del equipo de investigación de accidentes de tráfico Volvo Cars líder del sector, ahora también podemos incorporar la inteligencia artificial como un nuevo equipo virtual de investigación de accidentes de tráfico».

El uso de datos en tiempo real forma parte de la visión a más largo plazo de Volvo Cars para un futuro en el que no haya accidentes, al equipar sus vehículos con algunos de los mejores sensores disponibles y perfeccionar continuamente los sistemas de seguridad y conducción autónoma.

El próximo buque insignia de los SUV de Volvo Cars incorporará de serie tecnologías de seguridad pioneras en la industria, lo que ayudará a salvar aún más vidas a la vez que la compañía establece un nuevo estándar en seguridad del automóvil. Incorporará sensores de vanguardia, como la tecnología LiDAR desarrollada por Luminar y un ordenador de conducción autónoma con tecnología system-on-a-chip NVIDIA DRIVE Orin™.

Al combinar este hardware de vanguardia con software de Volvo Cars, Zenseact y Luminar para la próxima generación de su consolidada tecnología de prevención de colisiones, Volvo Cars espera que su nuevo pack de seguridad reduzca el número de víctimas mortales y de accidentes en general.

Con el tiempo, el vehículo mejorará y tendrá las capacidades de hardware y software para encargarse de todo en el caso que el conductor no responda en situaciones de peligro para la vida después de varias advertencias. Por lo tanto, si bien el conductor tiene el control final, el vehículo y su tecnología de seguridad pueden ayudar y vigilar al conductor como un par de ojos y cerebros adicionales.

 

Fuente: Volvo

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para recordar tus preferencias y optimizar la experiencia de usuario. Para obtener más información lee nuestra política de cookies.
Al pulsar en “Aceptar política de cookies” aceptas el uso de las diferentes cokies que utiliza el sitio web. Puedes configurar o denegar el uso de las cookies en la configuración de la política de cookies.